Hemorroides: el tema tabú que afecta a más de la mitad de la población

A pesar de que la mayoría de las personas prefieren no mencionar el tema, lo cierto es que más de la mitad de la población las han sufrido, las sufren o las sufrirán en algún momento de su vida. Y es que, las hemorroides afectan por igual a hombres y mujeres, si bien la prevalencia aumenta en las mujeres durante la gestación. En cualquier caso, e independientemente de que se trate de uno u otro sexo, lo cierto es que la mayoría no sabe cómo aliviar el dolor de hemorroides, y solo cuando el problema se agrava deciden acudir a los especialistas en busca de una solución o un poco de alivio.

El tejido hemorroidal que forma parte de la anatomía humana tiene por finalidad almohadillar el canal anal y ayudar a mantener la continencia. Cuando este tejido se inflama o congestiona, aparecen las incómodas hemorroides. Pero, ¿cuáles son las principales causas que motivan esta aparición?

Entre las principales causas que motivan la aparición de hemorroides se encuentran el estreñimiento y la diarrea. Los factores hereditarios también juegan un papel importante en esto de las hemorroides. Pero, además, el problema puede verse agravado cuando uno se ve obligado a permanecer demasiadas horas en la misma posición, ya sea de pie o sentado.

Entre los síntomas principales se encuentran la rectorragia o sangrado a través del ano, el prurito anal y las molestias y dolor en la zona, síntomas que variarán dependiendo de si se trata de hemorroides internas o externas.

No todas las personas que las padecen saben cómo aliviar el dolor de hemorroides dado que en muchos casos su aparición es repentina, siendo sencillo mantenerlas a raya siguiendo estos sencillos consejos:

  • Seguir una dieta rica en fibra y evitar la ingesta de comidas picantes o muy especiadas.
  • Beber abundante líquido, evitando las bebidas alcohólicas, así como la cafeína.
  • Evitar en la medida de lo posible los medicamentos astringentes, es decir, los antiinflamatorios esteroideos, los ansiolíticos y los antidepresivos.
  • Evitar largos períodos sentados en el inodoro.
  • Limpiar la zona adecuadamente y con productos específicos.

Lo normal es que las hemorroides no se conviertan en un problema crónico, pero lo cierto es que existen casos en los que el afectado se ve obligado a someterse a una sencilla intervención para acabar de una vez por todas con las incómodas hemorroides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.