Las start-ups, en el punto de mira de las grandes

Tras una experiencia en Estados Unidos, el ingeniero aeronáutico David Benavente, alicantino de 36 años, regresó a España con una idea para montar su propio negocio y muchas ganas de emprender. En plena crisis económica, encontrar financiación para una empresa de sistemas aéreos no tripulados se presentaba como una misión imposible. Hoy, sin embargo, Benavente lidera una firma que factura medio millón de euros anuales y emplea a 10 ingenieros. Su proyecto se hizo realidad porque, hace tres años, la multinacional Everis proveyó a Benavente los fondos y el asesoramiento que necesitaba para hacer despegar su emprendimiento. El suyo no es un caso excepcional.

Enlace a la fuente orginal del artículo: com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/2ea216e1/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A70C120Cempresas0C13736585890I24820A30Bhtml/story01.htm

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.