¿Quieres sentirte bien en verano? Comienza por la boca

“Cualquier época es buena para cobrar conciencia de la importancia de una boca sana” comentan los especialistas de Clínica Blasi. Y es que esta familia, con más de 25 años de experiencia en el sector dental, sabe de lo que habla y cómo mejorar la vida de sus pacientes.

Aunque poca gente da la importancia que tiene a la salud bucodental, el verano es uno de los momentos en los que más a prueba se pone. ¿Por qué? Por los helados, el azúcar, las bebidas heladas y la ingesta de fruta.

De manera aislada puede que no tenga excesiva significación, pero si se echa un vistazo a cuáles son las dolencias más comunes de esta área corporal, por el que ingerimos todo lo que necesitamos en términos de alimentación y líquidos, se entiende por qué.

Las 4 dolencias más comunes de la boca

  1. Las caries: es una de las enfermedades más comunes. “Tanto es así que, junto con las gripes, llega a afectar a más del 90% de la población mundial. Por eso es importante darle la relevancia que tiene una revisión a tiempo para paliar los efectos que puede llegar a producir” nos comentan desde la Clínica Blasi. Las caries no dejan de ser grietas y agujeros provocados por bacterias en los dientes, lo que lleva a inflamaciones, mal aliento e incluso infecciones que pueden desembocar, más allá del malestar, en dolencias y patologías más graves si no son tratadas a tiempo. Una mala higiene, la ingesta de demasiada azúcar o no realizar una limpieza a fondo cada año con el dentista pueden provocarlas.
  2. El herpes labial: aunque hay gente que es más propensa a que este aparezca, cada vez el estrés, la bajada de defensas o épocas febriles pueden provocarlos con asiduidad. En la mayoría de los casos las ampollas que provoca este virus no traspasa el labio ni entra en la boca, pero cuando ocurre hay que tomar medidas de manera rápida para evitar el contagio.
  3. Sequedad: ¿quién no ha tenido la sensación de que, con el calor, la boca se queda seca con más frecuencia? Eso se debe, más que al calor, a la falta de producción de saliva, con lo que la ingesta de agua o incluso de chicles sin azúcar puede mejorar esa sensación.
  4. La gingivitis: es hora de poner en relieve el dolor de encías por culpa de una acumulación de placa bacteriana e incluso sarro (en este caso, podría derivar en una periodontitis). La necesidad de productos más específicos para la limpieza, los consejos de los dentistas e incluso la limpieza pueden mejorar sobremanera estas dolencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.