Reformas, cómo evitar que el sueño se torne en pesadilla

Tras años de incertidumbre en lo que al ámbito laboral se refiere, parece que las cosas se han estabilizado, siendo cada vez más las personas que al fin han conseguido acceder a ese ansiado sueño de poseer una vivienda propia e independizarse de una vez por todas. El mercado inmobiliario se ha reactivado y si bien hasta no hace mucho eran las viviendas de segunda mano las que triunfaban, ahora parece que el sector de la construcción se ha vuelto a poner manos a la obra para ofrecer a aquellos que buscan un nuevo hogar más opciones. Pero encontrar el inmueble ideal puede llegar a ser harto difícil, especialmente cuando se adquiere una vivienda para reformar. Y es que, tal y como indican desde Reformaplus, “muy pocas personas son capaces de visualizar el resultado final que se puede lograr con una correcta reforma integral. Algo de lo más lógico, pues no es sencillo imaginarse que ese inmueble viejo y desvencijado pueda transformarse en el cálido y acogedor hogar con el que siempre han soñado”.

No obstante, y a pesar de que se pueda contar con la mejor de las imaginaciones, conviene tener presente que afrontar una reforma integral en ningún caso será tarea sencilla y que es clave contar con profesionales del sector capaces de resolver todas cuantas dudas puedan surgir antes de comenzar con la faena.

“Lo fundamental a la hora de afrontar una reforma integral es saber escuchar, solo de esta forma se puede garantizar al cliente un resultado final que supere, en la medida de lo posible, sus expectativas. La satisfacción del cliente es sin duda nuestra prioridad, por ello, lo que recomendamos es que dediquen tiempo a pensar cuáles son sus verdaderas necesidades, escuchando a aquellos que les rodean, pero desechando todos aquellos consejos o ideas que poco o nada tengan que ver con ellos, pues los amigos y familiares son una parte fundamental y las puertas siempre estarán abiertas para ellos, pero al final, un hogar a de ser cómodo y funcional para su propietario, no necesariamente para las visitas” comentan desde Reformaplus.

Y tras meditar concienzudamente lo que uno necesita, ¿qué?

“Llegado este punto lo más habitual es esbozar la distribución que el cliente ha solicitado, y a continuación realizar sobre plano todos aquellos cambios que sean necesarios. Y es que, lo frecuente es que tras el asesoramiento se produzcan cambios que harán que el inmueble sea más funcional, cómodo y amplio, algo que solo se consigue visualizar gracias a la experiencia”.

A continuación, y para evitar sorpresas, conviene proporcionar un presupuesto lo más detallado posible. Las personas que no están familiarizadas con el mundo de la construcción suelen obviar cosas tan sumamente importantes como las instalaciones (fontanería, calefacción, electricidad, etc.), su renovación hará que se eviten problemas en el futuro, pero esto con lo que no cuentan la mayoría, hace que el presupuesto suba considerablemente. No obstante, de poco o nada servirá poner los suelos más bonitos del mundo si una futura fuga de agua hace que se tengan que levantar.

“En cualquier caso, el éxito de una reforma radica en saber escuchar, asesorar adecuadamente y ofrecer garantías al cliente. Al fin y al cabo, es responsabilidad nuestra que su sueño no se torne en una pesadilla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.