¿Sabes cómo mantener tu sistema endocrino sano?

No siempre se presta la atención requerida a aquello que realmente la tiene y, mientras que muchos ponen el grito en el cielo cuando brota un poco de sangre a través de un corte superficial, otros permanecen impasibles ante síntomas claros de que algo en el cuerpo no está funcionando correctamente. Y es que, tal y como indican desde el Instituto Catalán de Endocrinología, “beber constantemente sin conseguir aliviar la sed, orinar muy a menudo, tener náuseas o dolor de vientre con frecuencia, estar muy cansado y sentirse débil, ganar o perder mucho peso, sudar mucho, estar estreñido o no crecer y desarrollarse como debería son claros indicios de que algo no está funcionando correctamente en el sistema endocrino”.

Pero, ¿qué es el sistema endocrino? ¿de qué partes consta? ¿cuáles son sus principales funciones y los principales problemas debidos a su mal funcionamiento?

“El sistema endocrino consta de una serie de glándulas y órganos que regulan y controlan varias funciones del organismo mediante la producción y la secreción de hormonas. Por su parte, las hormonas son sustancias químicas que influyen en la actividad de otra parte del organismo. Podría decirse que actúan como mensajeras que controlan y coordinan diversas actividades en todo el organismo” comentan desde el Instituto Catalán de Endocrinología.

Por lo tanto, las hormonas del sistema endocrino ayudan a controlar una enorme cantidad de factores que van desde el estado de ánimo al desarrollo y crecimiento de un niño, pasando por la forma en que funcionan los órganos del cuerpo, así como el metabolismo y la reproducción.

“El hipotálamo, la hipófisis, la glándula tiroidea, las glándulas paratiroideas, las glándulas suprarrenales, la glándula pineal, los ovarios y los testículos son las principales glándulas que componen el sistema endocrino de los humanos. Los problemas de salud relacionados con este sistema se deben fundamentalmente al exceso o defecto de producción hormonal, pudiendo resultar ambos igual de perjudiciales para la salud”.

Entre los principales trastornos endocrinos se encuentran el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, la enfermedad de Cushing y la enfermedad de Addison, la acromegalia, la baja estatura en los niños, la diabetes, así como los trastornos de la pubertad y la función reproductiva.

“Hacer ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada y nutritiva, realizar revisiones médicas y estar al tanto de los antecedentes familiares en lo relativo a problemas endocrinos son buenas pautas a seguir para mantener nuestro sistema endocrino y el de aquellos a los que más queremos en estado sano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.