Si eres de los que cree que el inodoro es el mayor foco de suciedad, esto te sorprenderá

Mantener un grado de limpieza adecuado en hogares, tiendas, oficinas y cualquier otro tipo de espacio no es sencillo, requiere de horas de dedicación con las que no siempre uno cuenta. Con lo que, los esfuerzos suelen centrarse en eliminar los gérmenes y bacterias de aquellos lugares que se considera que acumulan un mayor número de ellos como, por ejemplo, los baños. Pero, tal y como indican desde Grupo Zafiro, “muchas personas creen que los inodoros son los lugares con mayor acumulación de gérmenes y bacterias, sin embargo, existen en nuestros hogares lugares que cuentan con tantos o más gérmenes y bacterias que los inodoros”.

Así que, si realmente se desea acabar con la suciedad de raíz y evitar posibles problemas y enfermedades provocados por gérmenes y bacterias conviene estar atento a lo comentan los profesionales de la limpieza de Grupo Zafiro.

Y es que, “a pesar de que lo habitual es pasar la mopa o la aspiradora todos los días y limpiar los baños con relativa frecuencia, otras tareas, como puede ser la limpieza del frigorífico se van retrasando hasta que la suciedad es tan evidente que ya no queda otra que ponerse a ello. Sin embargo, y a pesar de lo que la mayoría cree, el frigorífico es uno de los lugares en los que más bacterias se pueden acumular”.

“Otro de los grandes olvidados es el fregadero. Y es que muchos creen que el uso diario de agua y jabones específicos lo mantendrán limpio, sin embargo, se olvidan de que no lo están desinfectando correctamente, por lo que la aparición de bacterias es lo más común del mundo”.

Pero, además de las dos grandes fuentes de bacterias que suponen las neveras y los fregaderos, muchos se olvidan de desinfectar los propios utensilios de limpieza, haciendo que las propias bayetas, esponjas y paños se conviertan en una enorme fuente de suciedad.

Por otro lado, “no se debe olvidar que cada día nosotros mismos introducimos en nuestros hogares miles de bacterias y gérmenes. Las suelas de los zapatos, las llaves, el imprescindible teléfono móvil, el dinero, las bolsas reutilizables, y un sin fin de cosas más son potenciales focos de suciedad y, sin embargo, pocos son los que alguna vez han dedicado un par de minutos a limpiarlos y desinfectarlos”.

Y es que, a pesar de que no siempre sea visible, la suciedad, los gérmenes y las bacterias pueden estar ahí. La limpieza es imprescindible y necesaria pero tampoco conviene obsesionarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.