La Costa del Sol, refugio y apuesta de miles de escandinavos: Pese a que Noruega ha sido este año declarado el país más